¿Que es la felicidad interna bruta?

“La Felicidad Nacional Bruta (GNH) actúa como nuestra conciencia nacional que nos guía a tomar decisiones sabias para un futuro mejor. Asegura que, sin importar lo que nuestra nación trate de lograr, la dimensión humana, esto es, el lugar del individuo en la nación, nunca se olvida. Es un recordatorio constante de que debemos esforzarnos por un liderazgo cuidadoso para que a medida que el mundo y el país cambien, a medida que cambien las metas de nuestra nación, nuestra principal prioridad será siempre la felicidad y el bienestar de nuestro pueblo, incluidas las generaciones venideras”.

Su Majestad el Rey de Bután Jigme Khesar Namgyel Wangchuck

 GNH (Felicidad Nacional Bruta) es una visión única hacia el desarrollo y su filosofía rectora es tomada de Bután. A su vez, la iniciativa del Nuevo Paradigma de Desarrollo de Bután (PND) es además parte del esfuerzo mundial para ayudar a definir una nueva agenda de desarrollo global post-2015 más viable que permita cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible al 2030.

Esta visión holística del desarrollo tiene el potencial de transformar la relación de la humanidad con la naturaleza, reestructurar nuestras economías, cambiar nuestras actitudes hacia la comida y la riqueza, y promover el cuidado, el altruismo, la inclusión y la cooperación.

Una visión diferente para el desarrollo – premisas y principios

El objetivo humano universal de perseguir la felicidad y la existencia de límites planetarios son las dos premisas fundamentales del PDN. El modelo actual, basado en la doctrina del crecimiento ilimitado, ha resultado en el intento destructivo de usar los recursos finitos de la tierra para satisfacer deseos infinitos. El nuevo paradigma previsto difiere esencialmente del existente, haciendo que la sostenibilidad de la vida en la tierra sea la principal preocupación y recalibre el desarrollo para asegurar que la vida – de los seres humanos, de otras especies y de la tierra misma – sea valorada y priorizada. La transformación hacia una visión diferente para el desarrollo comienza con el reconocimiento de la complejidad e interrelación de la realidad humana. Los principios de éste nuevo paradigma son:

1. Transformación en lo que valoramos

2. Reconsideración del propósito del desarrollo

3. Reorientación de la humanidad hacia el servicio

4. Reconocimiento de nuestra interconexión

5. Un espíritu de cooperación


GNH intenta medir la suma total no sólo de la producción económica, sino también de los impactos ambientales, el crecimiento espiritual y cultural de los ciudadanos, su salud mental y física y la fortaleza de los sistemas corporativos y políticos.

GNH representa las necesidades holísticas de los seres humanos – bienestar físico, emocional, mental y espiritual. Busca promover una búsqueda interna consciente de la felicidad, así como las habilidades necesarias que deben armonizar con las circunstancias externas. Apoya la noción de que la felicidad perseguida y realizada dentro del contexto del bien mayor de la sociedad, ofrece la mejor posibilidad para la felicidad sostenida del individuo.